Recuperación y postoperatorio de la rinoplastia

La rinoplastia, puede corregir muchos de los problemas estéticos que se presentan en nuestro rostro, y se concentran en la nariz. Una de las preguntas más frecuentes en los pacientes es respecto a los plazos de recuperación y el periodo postoperatorio.

La importancia que cobra hoy en día el postoperatorio de cualquier cirugía es muy alta, ya que es un periodo en el que no se recomienda ejercer actividad física, ni laboral, y que por lo tanto puede tener un impacto importante en nuestro ámbito cotidiano.

rinoplastia vendaComo toda intervención estética, la rinoplastia, debe ser analizada por su técnica, y por el problema que vaya a solucionar, ya que no lleva el mismo postoperatorio una rinoplastia abierta que una cerrada.

Una rinoplastia, es una operación que se puede realizar de dos formas:

  • Rinoplastia cerrada: El cirujano, accede a los cartílagos y zonas de la nariz donde debe intervenir por medio de los orificios nasales. De esta forma se evitan cicatrices visibles tras la recuperación.
  • Rinoplastia abierta: Cuando el problema a solucionar es de mayor magnitud, se recurre a la rinoplastia abierta. El cirujano, realiza una incisión en la columela, y posteriormente, interviene. En este caso se consigue mayor accesibilidad a cualquier zona de la nariz.

Una vez que hemos analizado ambas opciones, y que nuestro cirujano nos ha recomendado la que más se adapte a nuestra situación, debemos planificar al cirugía, y el post-operatorio. Esto es muy importante, pues el paciente, podrá hacerse una idea de los plazos que se manejan para recuperar su vida cotidiana.

Tras la cirugía, el paciente comienza a despertarse de los efectos de la anestesia, y puede que sea necesario un ingreso en clínica, para evaluar los resultados más inmediatos, y sobre todo cerciorarnos de que no se ha producido ninguna infección ni reacción adversa. Es probable que durante los 2 o 3 primeros días, se produzca un pequeño sangrado. Para ello, y por razones de higiene, se ubicará una gasa a modo de protección en la zona de los orificios nasales, que se debe cambiar regularmente en el caso de que se manche. Cuando cese el sangrado esta gasa será prescindible. En caso de que sea constante, y muy agudo, es importante acudir rápidamente a su médico de urgencia, y pedir una evaluación de la situación, para comprobar que la recuperación sigue por buen camino.

Cuando comienza la recuperación, el paciente deberá llevar una máscara o escayola, que le acompañará durante las primeras semanas, y se prolongará el tiempo necesario según la zona que hayamos intervenido. La reincorporación al trabajo no será un problema, y podrá retomar su vida laboral pasados 5-7 días.

De esta forma, la rinoplastia no es una intervención quirúrgica que requiera semanas de reposo, y por lo tanto, ocasione más problemas laborales y cotidianos. En este caso, la recuperación es rápida, y se pueden desempeñar casi todas las tareas con normalidad.

Pautas recomendadas para un mejor post-operatorio y recuperación de una rinoplastia:

  • Se recomienda evitar realizar esfuerzos físicos intensos durante los primeros 10-15 días con el fin de que la zona se vea lo menos exigida.
  • Tratar de dormir siempre con la cara hacia arriba, de esta forma no se verá alterada la zona de la intervención, sobre todo en los primeros días que es cuando más sensible se encuentra. Evitando que la presión pueda ocasionar algún tipo de daño.
  • Evitar sonarse los mocos durante las dos primeras semanas. Esto ayudará a una correcta cicatrización y evitará que se produzca de nuevo sangrado.
  • Tomar los medicamentos recetados por el cirujano, con el fin de rebajar la hinchazón y reducir los posibles hematomas.

Como conclusión encontramos un post-operatorio un poco incómodo, por la importancia de la nariz en la respiración y lo aparatoso del vendaje los primeros días, pero mucho más llevadero que la recuperación de la mayoría de intervenciones estéticas. Donde el postoperatorio se perfila como un importante inconveniente para llevar a cabo cualquier intervención de cierta magnitud.

modelando la narizLos pacientes que se someten a una rinoplastia, recomiendan la intervención, pues la mejora estética suele ser importante, y si seguimos las pautas anteriores, la recuperación y el post-operatorio, serán más rápidos y llevaderos, haciendo así que la calidad de vida del paciente intervenido sea mucho mayor, y que por lo tanto, la intervención merezca la pena.

Como recomendación, siempre aconsejamos acudir a aquel cirujano que nos transmita mayor confianza y seguridad. También es importante estar al corriente de que tipo de técnica se va a utilizar, y que motivos empujan a ello.

Además, lo que debería ser una obligación, y no se produce siempre, es concretar unas fechas posteriores a la cirugía, donde se pueda realizar una evaluación de los avances en la recuperación así como también de los resultados obtenidos, siendo posible si el caso lo requiere, una nueva y discreta intervención para corregir algún pequeño detalle.

Recuperación y postoperatorio de la rinoplastia 5.00/5 (100.00%) 1 vote
Share on Google+2Tweet about this on Twitter2Share on Facebook0

3 Comments

  1. Recuperacion de la septoplastia 16 julio, 2014 at 10:22 am Reply

    La septoplastia es la operación quirúrgica capaz de enderezar el tabique de las personas que poseen deformaciones y desviaciones en él. Esta cirugía se utiliza tanto como para solucionar problemas estéticos como para evitar problemas de salud, ya que esta imperfección en el tabique causa bloqueos del aire los cuales terminan en problemas respiratorios. Por ejemplo, una persona con el tabique nasal desviado, puede sufrir de infecciones, sinusitis y complicaciones similares.

    Pero también hay personas que no sufren de estos problemas, y que el tabique sólo les causa problemas estéticos, como la deformación de la forma natural de la nariz.

    La septoplastia es una cirugía sencilla y rápida que no deja cicatrices en el rostro, ya que las incisiones para realizar la reparación del tabique son en la pared interna de la nariz.

    Las incisiones luego se cierran con suturas, aunque en algunos casos los cirujanos también se ayudan con férulas. Durante la cirugía se suele aplicar gasa en la zona para que absorba la sangre y esta no dificulte el procedimiento.
    La cirugía se realiza con anestesia general o local y no es dolorosa, el post-operatorio es rápido y sencillo, sin embargo suele ser un poco doloroso o molesto.
    ¿Cuáles son los cuidados postoperatorios de la septoplastia?

    Una vez terminado el trabajo se taponará la zona herméticamente, es decir, rellenarán ambas fosas nasales de algodón para evitar el sangrado. Éste no deberá quitarse hasta que indique el médico, generalmente luego de 24 o 72 horas. Durante este tiempo el paciente debe respirar por la boca. Se puede higienizar el rostro pero con cuidado de no mojar el taponamiento ni el interior de la nariz.

    Una vez retirado los tapones es importante evitar frecuentar lugares donde haya demasiado polvo y aquellos que estén contaminados o con muchas bacterias.

    Los hematomas en los párpados o en la zona son comunes. Puedes aplicar comprensas de manzanilla tibia para que desaparezcan más rápidamente. Las suturas que se realizaron en la pared interior de la nariz se quitan después de una o dos semanas.

    Es común que el área de la nariz y los ojos estén inflamados, sensibles y doloridos después de la septoplastia, y que empeoren al pasar dos o tres días. Para aliviar estos síntomas debe aplicar comprensas frías en la zona y mantener la cabeza en alto. Además tomar los antinflamatorios, analgésicos y antibióticos recetados por el médico para disminuir el dolor y las molestias y evitar las infecciones.

    Para ayudar a cicatrizar las heridas debe evitar sonarse la nariz y realizar movimientos con los músculos de la nariz. Las heridas se cicatrizarán completamente ente los 6 y 18 meses después de la intervención quirúrgica.

    Para evitar las infecciones y la acumulación de bacterias en la herida es importante mantener una correcta higiene en la herida. Una o dos veces al día hay que realizarse lavados nasales con suero salino.

    Es importante estar en reposo durante 7 días y dormir con el torso a 35º. Durante dos o tres semanas se deben suspender las actividades cotidianas, laborales y evitar realizar esfuerzos.

    La piel de la nariz queda muy sensible y en algunos casos reseca. Dos veces al día hay que aplicar una crema hidratante en la zona y en caso de exponer al sol no puede faltar e protector, ya que al estar la piel sensible se puede sufrir quemaduras.

    Después de dos o tres semanas se podrá volver a realizar actividades deportivas.

    El dolor y la inflamación son comunes durante el postoperatorio, sin embargo debe estar atento a los síntomas ya que si se produce …

    Dolor intenso, el cual no disminuye con los medicamentos que recetó el médico.
    Sangrado excesivo y contínuo.
    Dificultad y problemas para respirar.
    Infección.
    Escalofríos frecuentes.
    Fiebre alta.

    … debe consultar urgentemente al médico.

  2. Postoperatorio y recuperación de la rinoplastia 16 julio, 2014 at 3:27 pm Reply

    La operación de nariz es uno de los temas estrella de la cirugía estética.

    La nariz es una parte de la cara que, bien remodelada, puede ayudarnos mucho a mejorar el aspecto y la armonía de ésta. Es fácil encontrar a personas que no están contentas con el aspecto de su nariz, bien porque la vean demasiado grande, puntiaguda, estrecha … así que la cirugía de rinoplastia se ha ido perfeccionando año tras año, hasta llegar un punto donde prácticamente es posible realizar cualquier tipo de modificación hasta alcanzar la nariz que consideres más oportuna para tu rostro.

    Además de mejorar las técnicas utilizadas, la rinoplastia es cada vez una operación más segura y en la que la posibilidad de que haya algún tipo de error tiende a cero. Por si fuese poco, las técnicas utilizadas son cada vez menos invasivas, por lo que el tiempo de recuperación y el postoperatorio de la rinoplastia es más corto y menos doloroso.
    Postoperatorio y recuperación

    Si estamos pensando en hacernos una rinoplastia, lógicamente también pensaremos en que todo salga bien, pero también nos asaltarán dudas de si el tiempo para recuperarse va a ser mucho, o de si nuestra vida diaria se va a ver muy afectada por esta recuperación.

    Es verdad que, al fin y al cabo, has tenido que pasar por un quirófano y vas a tener que llevar unos cuidados durante el postoperatorio, pero eso no quiere decir que la recuperación sea interminable y que llegue un punto en el que no sepas qué hacer para que pase pronto.

    Los cuidados de la recuperación de la rinoplastia son pocos, pero debes seguirlos al pie de la letra para que el postoperatorio se considere un éxito y se pueda decir que la recuperación ha sido total.
    ¿Qué consejos y cuidados básicos debo llevar después de una rinoplastia?

    Entre los consejos para la recuperación de la rinoplastia podemos citar:

    Seguramente debas tomar algún antiinflamatorio durante unos días. Ésto es normal pues no queremos que la nariz se inflame, así que la toma de este medicamento es casi segura. También es posible que el médico te recete antibióticos, simplemente para evitar la aparición de algún tipo de infección que pueda dañar la zona (que no tiene por qué pasar, pero con los antibióticos se elimina esta posibilidad).
    Además de esta toma de medicamentos, seguramente necesitarás aplicar frío en la zona de la nariz y alrededores. Este frío debe ser seco, es decir, que no moje en ningún momento las vendas. El motivo de la aplicación de este frío es que es bueno para descongestionar la zona, tanto por pequeños coágulos de sangre que puedan aparecer, como por el beneficio del efecto antiinflamatorio. Este frío deberás ponértelo 3 o 4 veces al día (almenos al principio).
    Para una óptima recuperación de la rinoplastia, deberás ir a la consulta del médico a los pocos días de haberte operado. Así el médico podrá ver cómo estás evolucionando y si es necesario aplicar algún remedio más, como alguna crema o algún otro medicamento.
    También es indispensable, un poco más avanzada la recuperación de la rinoplastia, que te curen diariamente. Ésto ya dependerá del médico, pues hay algunos que te dan una serie de pautas para que puedas curarte tú mismo en casa, y hay otros que prefieren ver la evolución diaria y curarte ellos mismos. No te preocupes demasiado por estas curas pues son muy sencillas y nada dolorosas. De todas formas, sea lo que sea lo que te recomiende el médico, te adelantamos que las primeras curas si que suelen hacerlas en la clínica, para luego explicarte cómo hacértelas tú en casa.
    Deberás estar unos días sin trabajar y guardando reposo. Este reposo no significa que estés en cama todo el día, sino que evites hacer esfuerzos innecesarios y todo aquello que pueda tensionar la zona de la nariz (por ejemplo, reir a carcajadas). Este reposo relativo es indispensable para que la recuperación de la rinoplastia sea rápida y para que los resultados se vean rápidamente.
    Durante los primeros días de la recuperación, podrás asearte y ducharte sin mayor problema, pero bajo ningún concepto podrás mojar la zona de la nariz y alrededores. Por eso mismo, si quieres lavarte el pelo, deberás buscarte la forma de hacerlo sin forzar ni mojar la zona. El médico podrá darte consejos de cómo asearte correctamente sin necesidad de estar pasándolo mal.
    A la hora de dormir, deberás hacerlo boca arriba. No podrás dejar caer el peso de tu cuerpo sobre la nariz bajo ningún concepto, así que hazte a la idea de que tendrás que dormir en esa postura durante un tiempo. Conforme pasen los días, podrás ir ladeándote más y más, pero siempre teniendo cuidado.
    Tampoco deberás tomar mucho el sol, lo cual no quiere decir que no puedas salir a pasear tranquilamente. El uso de gafas de sol está poco recomendado por el hecho de evitar poner peso en la zona.
    Por último, tendrás que armarte de paciencia, pues si bien es verdad que la recuperación y postoperatorio de la rinoplastia son rápidas, deberás estar como mínimo 2 semanas para acabar con las mayores incomodidades, y 1 mes para estar bien del todo. La nariz se irá desinflamando día a día, pero es normal que la inflamación pueda durarte 1 mes y medio.

    Como verás, los cuidados del después de una rinoplastia no son nada raros. Simplemente hay que acatar los consejos del médico y ser lógicos.

    Por lo tanto, si de verdad piensas que no te gusta tu nariz y quieres cambiarla a través de una operación, no te asustes a la hora de pensar cómo será la recuperación de rinoplastia. El tiempo pasará deprisa, y los resultados que obtendrás serán para toda la vida, así que una de las cosas que te animen cuando te hayan operado es que el esfuerzo va a merecer la pena.

  3. Yo hace muchos años tengo el tabique nasal desviado pero ni loca me opero ..respirar solo por la boca es terrible creo moriría ahogada .

Deja un comentario

Required fields are marked *.