Recuperación de una liposucción

Si recientemente te has sometido o vas a someterte a una operación de liposucción, seguro que estarás con la duda de cómo será el proceso de recuperación.

La liposucción es una operación destinada a eliminar la grasa que se puede denominar “estancada” y que no podemos eliminar por mucho esfuerzo que hagamos. Es decir, en muchos casos, ya podemos hacer la dieta más estricta que creamos, así como el ejercicio más complejo, que no hay manera de deshacerse de ella. Para estos casos de grasa localizada (como las típicas cartucheras), la liposucción puede eliminar todo ese exceso antiestético con unos resultados excelentes.

¿Cómo es el proceso de recuperación?

La liposucción en si no es una operación complicada ni excesivamente invasiva. Es verdad que aparecerán hematomas y la zona operada se inflamará, pero nada comparable a otras operaciones estéticas mucho más agresivas.

Para una correcta recuperación de la liposucción, necesitarás primeramente estar unos días en reposo. Para ello debes ser previsora y pensar en pedir una baja laboral, o bien pedir unas vacaciones por un tiempo prolongado. El descanso es fundamental a la hora de recuperarse correctamente.

El médico que te operó recomendará una serie de medicamentos para que los tomes durante el postoperatorio. Los medicamentos más frecuentes son antiinflamatorios para tomar 3 veces al día, y en algunos casos también podrá recomendarte antibióticos y así minimizar el riesgo de infección. Para que todos estos medicamentos no afecten a tu estómago, recetará también un protector.

Consejos a seguir

Probablemente el médico suture los pequeños cortes que habrá realizado para introducir las cánulas que extraen la grasa, y también es probable que luego haya vendado toda la zona con un vendaje compresivo. Es normal que tengas que estar unos cuantos días sin mojar la zona operada, para así asegurarse de que las heridas se curen bien.

También tendrás que estar unos cuantos días sin realizar grandes esfuerzos, así que olvídate de estar limpiando la casa, haciendo ejercicio y todas las actividades que supongan movimiento. Durante esos días vas a tener que estar compaginando la cama y el sofá, así que cómprate unas cuantas revistas y aprovisiónate de buenas películas para entretenerte.

También tendrás que acudir frecuentemente a realizarte las curas pertinentes. Estas curas pueden ser cada dos o tres días, pero eso te lo dirá el cirujano en cuestión. Las curas no son dolorosas, pues se limitarán a limpiar la zona para evitar infecciones. Los puntos normalmente se caen solos.

Por último, tendrás que ir a la revisión del médico pasados unos días. En esa revisión, el médico estético comprobará que todo marcha bien, y de paso resolverá todas las dudas que puedas tener durante la recuperación.

Por norma general, la recuperación de la liposucción no representa mayores inconvenientes y es algo que pasa rápido. Los primeros días quizás lo lleves algo peor, pero con el paso del tiempo verás que no es para tanto y te irás amoldando a la situación. Podrás dormir mejor, levantarte bien de la cama … todo con una ligera molestia, pero nada que no se pueda soportar.

¿Sufriré mayores inconvenientes?

Por norma general, las recuperaciones de liposucción o lipoescultura no crean mayores inconvenientes que los que te hemos indicado.

Es muy raro que aparezcan infecciones o derivados, pues como decimos, apenas es invasiva y la metodología a seguir es segura, ahora bien, es verdad que nada es seguro en esta vida y pueden aparecer esas complicaciones. De todas maneras, llegado ese caso, puedes consultar con tu médico y él te recetará los medicamentos que considere oportunos para que sufras las mínimas molestias posibles y te recuperes muy rápido.

La liposucción es una operación muy agradecida, ya que los pacientes que se someten a ella consideran que el esfuerzo y dinero empleados ha merecido la pena. Con la liposucción se consiguen muy buenos resultados y conseguirás una bonita figura. En muchos casos acaba con complejos estéticos de muchas mujeres (las temidas cartucheras) y en otros casos elimina grasa localizada en puntos que no son estéticos.

Sea cual sea tu caso, si de verdad quieres acabar con esos acúmulos de grasa, pregunta a tu médico estético sobre la liposucción. En este blog puedes encontrar mucha más información sobre ella, así que te animamos a que navegues y amplies tus conocimientos sobre el tema.

Recuperación de una liposucción 3.50/5 (70.00%) 2 votes
Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook1

1 Comment

  1. Postoperatorio de una liposucción o lipoescultura 17 julio, 2014 at 7:04 am Reply

    Cuando nos damos cuenta, nuestro cuerpo está acumulando demasiada grasa y a causa de ésto se forman “rollitos” que hacen que nuestro cuerpo vaya perdiendo forma. Una de las formas más rápidas de mejorar nuestra silueta es recurrir a una cirugía estética.

    La cirugía indicada para estos casos es la liposucción (o lipoescultura). En ella se realiza una intervención donde se colocan tubos que absorben las grasas innecesarias. Este tipo de operaciones puede realizarse en zonas como el cuello, los brazos, las mamas, las caderas y los glúteos, siendo estas dos últimas las más pedidas.

    La operación dura aproximadamente entre 1 o 2 horas dependiendo de las zonas a tratar. La intervención no es peligrosa, pero solamente es recomendada para personas que no tengan problemas de salud.

    Después de salir del quirófano el cirujano te indicará cuánto tiempo debes quedarte en observación, esto también varía según la cantidad de grasas quitadas, puedes permanecer internada desde un par de horas para ver cómo evolucionas y hasta que se terminen los efectos de la anestesia. O en muchos casos debes quedar en la clínica hasta el otro día para evitar cualquier riesgo.
    Cuidados en casa después de la operación de liposucción

    Cuando regreses a tu hogar debes tomar algunos cuidados post-operatorios para que todo marche bien y después de unos días poder ver los resultados de la cirugía.

    El reposo es algo fundamental para la recuperación de esta cirugía. La liposucción es una operación muy fuerte para el cuerpo, y para evitar cualquier tipo de complicación, debemos realizar reposo durante casi 15 días. Pasada la semana, debes comenzar a caminar, aunque lo hagas solo por dentro de la casa, pero esto es verdaderamente necesario para evitar el embolismo pulmonar.

    Es algo difícil de explicar, pero debemos tener en cuenta que no es bueno estar todo el tiempo acostado, ni estar todo el tiempo en movimiento. Por eso debemos mantenernos en reposo pero durante el día realizar algunas caminatas.

    Recuerda que durante las primeras horas después de la operación solo puedes seguir una dieta líquida. Y al otro día ya puedes comenzar a consumir alimentos pero sin grasa. Además recuerda beber mucha agua.
    Medicamentos

    Los dolores y hematomas que se encuentran en la zona tratada son marcas comunes. Podemos pedirle al cirujano que nos recete algún calmante antiinflamatorio para calmar esto, aunque seguramente él lo recetará sin que se lo pidamos.

    También puede haber infecciones como en todos los casos de intervención quirúrgica. Para prevenir esta infección debemos tomar antibióticos, recuerda que no debemos automedicarnos, tenemos que pedirle al cirujano que nos recete los indicados para nosotros.

    El sangrado también es algo normal, pero debe ser controlado, si es abundante debemos llamar rápidamente al médico. Así también si la temperatura corporal sube a más de 38º.
    Fajas

    Si la liposucción se realizó en la zona abdominal, durante el primer mes debemos utilizar una faja para mantener firme los músculos. Y cuando quitemos la faja lo más recomendable es utilizar prendas elásticas que ajusten la zona.

    Los masajes son otra parte fundamental para recuperarnos más rápido. Debemos buscar un masajista profesional que brinde estos tipos de servicios.
    Otros cuidados

    Durante tres meses después de la operación no podemos exponernos al sol. Tampoco fumar, ni beber alcohol, ya que el tabaco perjudica a la cicatrización, retardándola y hasta provocando algunas complicaciones. Además durante este tiempo es recomendable no realizar ningún tipo de ejercicios físicos que requieran realizar alguna fuerza abdominal.

    Recuerde que los resultados finales de la liposucción recién podrá notarlos después de 6 meses, cuando las marcas ya estén cicatrizadas, no existan morados ni hematomas y la zona se encuentre completamente desinflamada. Verá que todos los cuidados y las atenciones de este tiempo tuvieron su resultado.

Deja un comentario

Required fields are marked *.