Mesoterapia virtual, una mesoterapia sin agujas

La mesoterapia es una técnica para acabar con la grasa localizada. Debido a los innumerables avances tecnológicos que se producen en el campo de la estética, la técnica ha ido avanzando hasta lo que se conoce como mesoterapia virtual.

Este método, es de probada eficacia en muchas zonas de nuestro cuerpo, entre las que destacan la celulitis, el abdomen, o incluso la papada.

En otras ocasiones hemos hablado sobre la mesoterapia común, una técnica que se caracteriza por su  alta capacidad de personalización, y sus gratos resultados en cuanto a la pérdida de grasa acumulada se refiere.

Habitualmente la mesoterapia se inyecta mediante pequeñas agujas, como consecuencia de esta forma de llevar a cabo el tratamiento, los hematomas, irritación e inflamación en mayor o menor medida de la zona tratada, están a la orden del día. Esto, puede resultar un impedimiento o una barrera para aquellas personas que buscan un tratamiento indoloro y sin muchas secuelas, algo que se logra en la mesoterapia virtual, por eso cada vez es más popular.

Famosos como artistas, actores y actrices o incluso modelos, están habitualmente tratando con las últimas innovaciones estéticas, buscando los mejores resultados posibles, y sin duda la mesoterapia virtual es una de ellas. Podrás sentirte como una de las celebrities más actuales, a la par que acabas con la celulitis o la grasa en las cartucheras.

¿Cuál es la principal diferencia entre la mesoterapia virtual y la común?

Como hemos comentado, la mesoterapia común resulta un poco más desagradable para el paciente, y en muchos casos el miedo a las agujas o los hematomas, pueden suponer el desechar este tratamiento entre los posibles. En cambio la mesoterapia virtual sigue un tratamiento menos agresivo y muy efectivo.

Las sesiones tienen la misma finalidad, además vienen muy bien para recuperarse del parto por ejemplo, tonificando la zona. Su duración, oscila entre los 25 y los 45 minutos, un periodo de tiempo muy corto y totalmente compatible con nuestra actividad diaria. Habitualmente se obtienen los resultados óptimos tras 10 o 12 sesiones, según el caso y los objetivos del paciente.

La aplicación de la mesoterapia virtual está unida directamente a la radiofrecuencia. Primero el profesional confeccionará un activo en forma de gel, que aplicaremos en nuestra piel, los componentes son de los más variado, de origen natural en muchos casos. Dependerá totalmente de la finalidad del tratamiento, bien sea reafirmante, reductor o anticelulítico.

Tras la aplicación de dicho gel, el profesional utilizará la máquina de radifrecuencia, con la finalidad de que nuestro organismo, a través de la piel, asimile y sintetice mejor las sustancias adecuadas para cada tratamiento. De esta forma, se combina las ventajas de ambos tratamientos, para que el paciente obtenga unos resultados espetaculares.

¿Qué precio tiene la mesoterapia virtual?

Habitualmente, en los centros estéticos donde se ofrece la mesoterapia virtual, podemos encontrar bonos o packs, que harán que las sesiones sean más económicas.

Según la zona y el número de sesiones que escojamos, los precios serán diferentes. Para hacernos una idea, el precio de una sola sesión de mesoterapia virtual facial, puede estar entre los 70€ y 80€ si se trata de un tratamiento completo, si optamos por un bono de varias sesiones, el precio unitario, bajaría hasta en un 15%.

La mesoterapia virtual enfocada a alguna zona del cuerpo que no sea la cara, suele ser más económica, y está entre los 40€ o 50€ precio unitario, si optamos por un bono, puede verse reducido sustancilamente hasta los 30€ o 35€.

Como ocurre en cualquier tratamiento, la combinación de varias zonas se traduce por regla general en una bajada importante del importe final. Otra opción de ahorrar es escoger packs de 10 sesiones, pues será más económico, especialmente si el pago es por adelantado.

¿Por qué someterse a un tratamiento de mesoterapia virtual?

Como conclusión final, podemos clasificar la mesoterapia virtual como un tratamiento muy versátil, efectivo, y menos invasivo que la mesoterapia común. No existen agujas ni hematomas, algo que los pacientes valoran mucho.

Sus resultados son muy buenos y se consiguen en un plazo relativamente corto de tiempo. Como siempre recomendamos para que estos sean más visibles, debemos llevar una dieta saludable y realizar ejercicio con regularidad.

Actualmente existen multitud de tratamientos, que igual que la mesoterapia virtual, buscan una solución para aquellos pacientes que sufren grasa localizada, celulitis o piel colgante. La mesoterapia virtual, es muy personalizable, es una ventaja, pero debe ser aprovechada como tal. El paciente debe someterse a un estudio clínico, para analizar sus necesidades y posibilidades, pero también, conocer si es alérgico o si alguno de los componentes pudiese producir una reacción adversa, algo que haría que el tratamiento no fuese eficaz, sino molesto o incluso dañino.

Siempre debemos acudir a clínicas especializadas y de confianza para que entonces si, la mesoterapia virtual sea efectiva, segura y totalmente recomendable.

Puntúa este artículo
Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

1 Comment

  1. Mesoterapia sin agujas virtual 22 julio, 2014 at 10:16 am Reply

    Las mujeres desean tener su cuerpo siempre firme y bonito, sin embargo la alimentación con exceso de grasa, el subir y bajar de peso bruscamente, la vida sedentaria y la falta de ejercicio y sobre todo el paso del tiempo hace que el cuerpo pierda su firmeza y se vuelva flácido y en muchos casos aparecen las molestas celulitis y estrías.

    Los ejercicios son muy importantes para mejorar el aspecto del cuerpo, pero los resultados se ven a largo plazo, es decir que debe pasar un largo tiempo con ejercicios continuos. Pero los profesionales ofrecen técnicas con resultados eficaces y excelentes, además de que se pueden notar los resultados en muy poco tiempo.

    Como cada vez son más solicitados estos tratamientos lanzaron nuevos métodos con más beneficios y ventajas.
    La mesoterapia es una de las técnicas más utilizadas en la medicina estética, pero en los últimos tiempos la mayoría de los pacientes optaron por reemplazarla por la mesoterapia virtual, la nueva técnica reformada de la mesoterapia.
    ¿Cuál es la diferencia entre la mesoterapia virtual y la mesoterapia?

    La gran diferencia es que la mesoterapia es un tratamiento que se aplica sustancias a través de inyecciones, las cuales eran un poco dolorosa y molestas para quienes se sometían a este tratamiento. En cambio, la mesoterapia virtual, es una técnica que aplica la sustancia al cuerpo pero no a través de agujas, por lo tanto es indolora y causa menos daños a la piel.
    ¿Cómo es la técnica de la mesoterapia virtual?

    La mesoterapia virtual se aplica sustancias en consistencia de gel y luego utiliza un equipo en cual envía ondas electromagnéticas directamente a la zona que se va a tratar, estas ondas alteran la membrana celular lo que permite que las sustancias que habían aplicado antes sean absorbidas rápidamente y penetradas en las células y comiencen a actuar.

    Es capaz de reafirmar y combatir la flacidez facial y corporal y tratar las arrugas y las marcas de expresión. Además también tiene el poder de regenerar tejidos, por es muy utilizado para las piernas cansadas e hinchadas.

    Cualquier zona del cuerpo puede ser tratada con esta técnica, dependiendo de la zona y del problema estético de cada paciente el cirujano utilizará diferentes tipos de corrientes.

    La mesoterapia virtual se utiliza generalmente en los glúteos, el vientre, las piernas para eliminar las celulitis y el escote, en rostro y el cuello para combatir el envejecimiento facial y algunas líneas de expresión muy marcadas. No se puede aplicar esta técnica en el busto.

    Las sesiones dependerán del problema que se desea tratar y corregir. Para ver resultados asombrosos el tratamiento necesita un mínimo de 12 sesiones y proceso de cada una de ellas tiene una duración de aproximadamente de 30 a 60 minutos.
    Ventajas de la mesoterapia virtual

    Entre las ventajas de la mesoterapia virtual podemos destacar:

    La primera y gran ventaja que esta técnica no produce ningún dolor ni pequeñas molestias, en algunos casos el paciente solo puede sentir una sensación de cosquilleo.
    No tiene efectos secundarios.
    No posee efectos post operatorios, en cambio con la mesoterapia clásica después de las sesiones la zona tratada posiblemente se inflame o se enrojezca y hasta aparezcan pequeños hematomas o marcas debido a las agujas.
    Los resultados son rapidísimos, debido a que la penetración de la sustancias es mucho más rápida.
    No se necesita recuperación ni demasiados cuidados post operatorios. Después de las sesiones en unas horas se puede volver a retomar las actividades cotidianas.

    Si esta embarazada o tienes dudas de que pueda estarlo no se someta a este tratamiento. Para realizarse la mesoterapia virtual debe buscar centros profesionales y expertos en el tema, para obtener resultados 100% excelentes y además cuidar su salud.

Deja un comentario

Required fields are marked *.