Efectos secundarios de la liposucción

Así como ocurre con cualquier cirugía, hacerse una liposucción significa poder llegar a sufrir una serie de posibles efectos secundarios. Después de haberse hecho la cirugía, son visibles las inflamaciones, moretones y cicatrices como efectos secundarios más visibles. Seguramente aquellos hinchazones e inflamaciones que puedan llegar a aparecer no desaparezcan completamente al menos hasta que hayan concurrido varios meses.

A pesar de que el cuerpo se acostumbre a su nueva forma (lleva un determinado tiempo), la mayoría de los pacientes que se realizan la cirugía de la liposucción no sufren tanto los efectos secundarios, considerándolos indebilitantes y quedando conformes con los resultados que dicha operación les ha producido.

Lo más común: las inflamaciones

Inevitablemente, como ocurre con cualquier otro tipo de cirugía estética, el hecho de que se produzcan inflamaciones es algo casi seguro en una operación como la liposucción. Es imprescindible notificar, en cada visita, a su cirujano acerca de cualquier cambio que pueda producirse en torno al nivel de inflamación u otros efectos secundarios que la operación pueda llegar a producir.

Es considerablemente importante mantener un contacto con su cirujano para mantenerlo al tanto de todo, y así poder mejorar los resultados de la liposucción y disminuir el tiempo que lleve recuperarse de ella. Por ende aumentos importantes en las inflamaciones pueden llegar a ser un signo que puede advertir sobre otras posibles complicaciones.

Comúnmente aparezcan inflamaciones en los tobillos y en aquellas zonas que fueron tratadas por la cirugía de liposucción, posiblemente acompañado de un aspecto algo nudoso en aquella zona de la cual se ha extraído la grasa, que se tranquilizará y disminuirá hasta un aspecto más natural después de los seis meses siguientes a la operación.

Inflamación de las venas y hematomas

Puede que aquellos que se hayan realizado liposucción en la parte superior de los muslos, sufran, en la región tratada, inflamaciones en las venas o tromboflebitis; pero es algo que luego de un par de semanas desaparece.

Otra de las complicaciones menores que suelen ocurrir en la liposucción son los moretones, cuyas zonas sensibles pueden provocar dolor, aunque generalmente son de breve duración y, es común, que desaparezcan aproximadamente un mes después de la operación de liposucción. Puede que se produzcan con cualquiera de las intervenciones médicas, aunque pueden minimizarse según la técnica que haya decidido utilizar su cirujano. Todo ello depende de lo hábil que resulte ser él.

Importante una recuperación correcta

Todos estos efectos secundarios posteriores a la cirugía pueden disminuirse con un tratado correcto y un buen cuidado y seguimiento por parte del cirujano. Debe asegurarse de que el cirujano que haya realizado la operación de liposucción conteste cualquier inquietud o duda que se le presente acerca de las cicatrices y moretones que puedan llegar a presentarse después de la cirugía.

Entonces, se puede decir que aquellas complicaciones secundarias que no arriesgan la vida del tratado son la aparición de cicatrices, bultos, piel descolorida, desmayo luego de la cirugía, insensibilidad o moretones. Siempre debe mantenerse en contacto con el cirujano con el que se ha tratado para mantenerse al tanto sobre cualquier duda que tenga y para así mantener a tanto al cirujano que llevó a cabo la operación de liposucción.

Te recomendamos que le eches un vistazo a este artículo sobre la lipoescultura láser, la cual es un tipo de liposucción en la que no se utilizan cánulas para absorber la grasa, sino un láser que debilita los adipocitos y son eliminados de forma natural por tu cuerpo.

Efectos secundarios de la liposucción 3.67/5 (73.33%) 3 votes
Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

Deja un comentario

Required fields are marked *.