Cambia radicalmente con la cirugía de pómulos

Cada vez son más las personas que se someten a cirugías estéticas para obtener resultados como ningún otro método les ofrece, todo esto con el fin de mejorar su apariencia física y hasta su autoestima.

Ya hemos visto varias cirugías diferentes, entre ellas la de aumento de busto, la de aumento de glúteos y la cirugía de cuello, que pueden hacernos creer que son las más realizadas. Pero también existen otras que muchas personas sientan que no son para nada necesarias, pero para otras personas pueden ser muy útiles en su aspecto facial. Una de ellas es la cirugía estética de pómulos, la cual puede cambiar significativamente la apariencia de tu cara, de forma obviamente, positiva.

Si estás pensando en operarte de los pómulos, te recomendamos que leas detenidamente este artículo, ya que en él podrás obtener mucha información.

Operar los pómulos para obtener un cambio radical

Los pómulos –o también llamados huesos malares- cambian de persona en persona, y a veces puede que no sobresalgan tanto de la cara de una como ella lo desea, y esto causa que el rostro de alguien luzca plano y sin forma alguna. Puede tener como causa la herencia familiar pero también el paso de los años, ya que el envejecimiento de nuestra piel hace que nuestro rostro pierda la forma de su estructura con el correr de los años.

Los implantes de pómulos ofrecen mayor cuerpo en nuestro rostro y mejoran el contorno de nuestras mejillas de un modo inimaginable. Las personas con una estructura de pómulos débil, una cara angosta o chata, o que han perdido el contorno de los pómulos a causa de la edad pueden beneficiarse de esta mejora estética que ofrece la cirugía de aumento de pómulos.

Es un procedimiento estético bastante simple y hasta mucho más barato si se consideran los precios de las demás cirugías como la de senos, y sin duda es algo que puede hacerse mucha gente que no se encuentre a gusto con sus pómulos, ya que considerando el procedimiento y el precio, brinda un aspecto totalmente mejorado que alegrará de manera positiva su autoestima y felicidad; sus resultados convierten a la cirugía estética de pómulos en una solución especialmente atractiva, y no sólo para nosotros mismos, sino para los demás que comparten nuestra rutina diaria.

La operación de pomuloplastia

pomuloplastiaLa cirugía de pómulos o también llamada pomuloplastia, se puede realizar bajo anestesia general o local más sedación -se aplica un anestésico en el área a intervenir y se administra un calmante para tener relajado al paciente-.

Existen dos formas para aumentar el tamaño de los pómulos de una persona:

  • Mediante prótesis (implantes artificiales).
  • Con injertos de grasa.

Cirugía de pómulos mediante prótesis

Se introducen los implantes mediante incisiones dentro de la boca, en otros casos en los mismos cortes que se utilizan en la cirugía de los párpados inferiores. Luego se satura la incisión con un material que nuestro cuerpo lo pueda absorber sin ninguna clase de problema y posteriormente se pone un vendaje.

Nadie mejor que un cirujano plástico para que nos explique cómo es la operación de pómulos mediantes prótesis, por eso os ponemos el siguiente video donde os lo explican con mayor claridad.

Cirugía de pómulos mediante injertos de grasa

Consiste en aumentar el tamaño de los pómulos y modificar sus contornos a través de injertos de grasa que se inyectan, la cual proviene de nuestro abdomen o cadera. Luego de retirada la grasa, se somete a un proceso de depuración en donde se eliminan todos los componentes que no son buenos para nuestro rostro.

En el siguiente vídeo podéis ver cómo realizan un relleno de pómulos mediante grasa extraída de zonas como la cadera. Os ponemos el link en vez del video porque os tenemos que avisar de que se ve un poquito de sangre, pero nada traumático: Relleno de pómulos.

Reducción de pómulos

Aunque sea un procedimiento muy poco realizado, hay casos en que en vez de aumentar el tamaño de los pómulos algunas personas desean reducirlos ya que son muy pronunciados para su clase de rostro. Esto se realiza mediante un proceso de limado, en donde se lima el hueso malar para obtener un resultado agradable según el gusto del paciente.

Luego de la cirugía se presenta una inflamación en nuestro rostro, la cual irá cesando con el pasar de los días hasta que veremos los resultados claramente.

Sin duda alguna, la cirugía de pómulos es una de las operaciones estrella y donde las mujeres y hombres quedan altamente satisfechos de los resultados obtenidos. No olvides que debes ponerte en manos de un buen profesional de la estética para obtener los mejores resultados.

Cambia radicalmente con la cirugía de pómulos 5.00/5 (100.00%) 3 votes
Share on Google+4Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

1 Comment

  1. Proceso y postoperatorio del implante de pómulos 16 julio, 2014 at 12:15 pm Reply

    Las cirugías faciales son uno de los tipos de cirugías estéticas más requeridas por las mujeres. Ellas mantienen alta su autoestima viéndose siempre jóvenes y bonitas, y esto es lo que consiguen cuando se someten a una cirugía estética, con la cual pueden mejorar todos los rasgos de su cara con los que no se encuentren cómodas y adaptarlos a su gusto. Entre todas las cirugías faciales, una de las más pedidas son los implantes de pómulos.

    Cuando una mujer perdió el volumen de sus pómulos, todas las facciones de su rostro tienen un aspecto triste y débil. Muchas veces esto se produce por causa de la llegada de la vejez, pues con el paso de los años la consistencia de los músculos no es la misma y así los pómulos van perdiendo su contorno. Otra veces es causado por una enfermedad, la cual debilita a la personas y esto se nota en el rostro. Y en muchos casos, solo es un tema de genética, no hay de que preocuparse.
    ¿Cómo se realiza la operación?

    Pero igualmente las mujeres quieren recuperar su rostro joven y animado, y para eso se someten a un implante de pómulos. Generalmente este tipo de cirugía se lleva a cabo cuando se realiza otra cirugía facial, como el estiramiento de piel, una rinoplastia o un levantamiento de cejas. Esto se hace así porque se aprovecha las incisiones de una intervención quirúrgica para colocar, también, los implantes de pómulos. De esta forma el rostro no queda con cicatrices visibles.

    No quiere decir que la operación de pómulos no pueda hacerse por separado, o que si lo hacen de esta manera, la cara quedará marcada por la cicatriz de las incisiones. Sino que los cirujanos prefieren combinar estas cirugías y así aprovechar los cortes para realizar varias modificaciones juntas.

    Por eso cuando hables con tu cirujano por este tipo de implantes, seguramente te ofrecerá combinarlo con otras cirugías, pero todo se hará base a tu decisión, y si lo único que tú quieres modificar son tus pómulos, la intervención puede llevarse a cabo sin ningún tipo de problemas.

    En estos casos, las incisiones se realizan en la boca o en los párpados inferiores, para que luego las cicatrices no sean notorias a simple vista y puedan ser ocultadas bajo las líneas naturales. Son por estos cortes por donde el médico colocará los implantes de pómulos situados en unas bolsas que forma con el mismo tejido muscular del pómulo. Cuando todo se encuentra en su lugar, se procede a cerrar las incisiones mediante puntos, los cuales son quitados después de 10 días. En muchas ocasiones, cuando las incisiones se realizan en la zona de la boca, no necesitan ser extraídos porque se deshacen solos.
    El postoperatorio

    Se debe tener en cuenta que gran parte de los casos que sufrieron complicaciones en el post operatorio del implante de pómulos, se debió a que los pacientes eran adictos al tabaco, o se estaban medicando con antidepresivos u otras sustancias similares. Si eres una persona fumadora o que está llevando algún tratamiento debes comunicárselo a tu médico cirujano para que él te indique los cuidados que debes llevar.

    Después del implante es muy común que la zona se encuentre enrojecida o inflamada, ya que esto sucede siempre después de las cirugías por todo el trabajo que se aplico en la masa muscular. Puedes calmarla aplicando paños de agua helada o hielo.

    Si comienzas a sentir dolores y notas que se te está desatando una infección, lo más recomendable es que consultes rápidamente al medico para detenerla enseguida. Él te recetará los antibióticos que necesitas y en pocos días todo volverá a la normalidad.

Deja un comentario

Required fields are marked *.